"Me encantaría romperla en Agropecuario y que Nadur me llame, pero ya no tengo nivel para jugar en Huracán"

Matías Defederico dialogó con el Ojo en la nueva sección llamada "Después del Huracán". El punta habló de todo y de todos sin pelos en la lengua y confesó: "El día de mañana me gustaría colaborar en el club".

 

 

 

 


"¿Qué tal, cómo andan? Yo todo bien, acá en Carlos Casares. Contento por el buen arranque que tuvimos con Agropecuario, entusiasmado con lo que viene". Pasaron cuatro años desde su última experiencia en el fútbol argentino, cuando defendía los colores de Chicago allá por 2015. Pero Matías Defederico sigue siendo exactamente el mismo. Habla con simpleza, sin vueltas. Bromea, no se guarda nada. Piensa con más frialdad que cuando vestía la camiseta de Huracán, pero el sentimiento no cambió ni un poco.

 

 

Matías atendió al Ojo el viernes 23 de agosto, justo el día de su cumpleaños número 30. Charla que inauguró la sección "Después del Huracán", de la que participarán ex entrenadores y futbolistas que pasaron por el Globo. Y, antes de que alguien le preguntara algo al respecto, direccionó la charla hacia su mejor recuerdo: "Esos seis meses en el equipo de 2009 lograron que mi apellido siga siendo resonante para el fútbol argentino".  


 

 


No se reprocha nada, pese a que muchos piensan que su talento exigía una carrera aún mejor. De hecho, asombró a todos al afirmar que se sorprende de haber llegado hasta donde llegó. Repasó sus mejores momentos y no pudo evitar incluir a Ángel Cappa en ellos. "Es el DT que sacó mi mejor versión", asegura. Pero claro, entiende que no todos los entrenadores son Ángel Cappa. "El fútbol de hoy es muy distinto al de 12 años atrás. En su momento, si nos ponían un chaleco de arena o un GPS, Ángel los sacaba cagando. Hoy te tenés que adaptar". Por eso también pondera a otro entrenador vigente en la actualidad: "Frank Kudelka también fue un gran técnico que tuve. A mi entender, es de los mejores del fútbol argentino".

 

 

En las horas previas a la charla, una entrevista con Carlos Babington hacía ruido en la pantalla de TyC Sports. Y, si bien fue muy cauto a la hora de referirse al ex Presidente de Huracán, Defederico no pudo ocultar su pensamiento con respecto a su partida: "En su momento Babington ensució mucho mi salida. Siempre fui de frente, y Carlos no me hizo quedar bien con la gente, se manejó muy mal conmigo". ¿Entonces? ¿Su ciclo como jugador del Globo está cumplido? Fue sincero. No dejó ninguna duda: "Me encantaría romperla en Agropecuario y que Nadur me llame, pero ya no tengo nivel para jugar en Huracán". Sin embargo, no cierra la puerta del todo: "Sí me gustaría devolverle al club algo de todo lo que me dio. Ayudar en La Quemita con los chicos, lo que sea. Sin sacar ningún provecho a cambio".

 

 

 

Como será habitual en "Después del Huracán", el primer invitado de la sección cerró la charla con el cuestionario obligado. ¿Qué dijo? Mirá: 
 

 


-¿Qué fue lo más insólito que te pasó en el club?
-Tenía 12-13 años y estaba de alcanzapelotas. Un hincha de Rosario Central me escupió de lleno en el ojo. Pero mal, eh. Un asco.

 

 

-Mejor jugador y mejor compañero con el que te tocó jugar
-Javi (Pastore) es sin dudas el mejor jugador con el que me tocó compartir equipo. Esa es muy fácil. Después, compañeros tuve muchos con lo que me llevaba muy bien, pero creo que el mejor que tuve fue Eduardo (Domínguez). El viejo es un fenómeno, ja. 

 

 

 

 

 

-Compañero con el que más te insultaste o llegaste a las manos
-Y, todos van a decir que con Hugo (Barrientos) por aquella pelea que tuvimos en una práctica, pero con él tengo la mejor. Fue un hecho aislado que ocurrió, y al estar en un equipo grande como Huracán se magnífica todo.

 


-¿Seguís viendo al equipo?
-Obvio, lo miro siempre. Arrancó muy bien. Patronato es un equipo muy difícil y fue un partido de mierda en una cancha de mierda, con todo el respeto a la gente de Patronato, ja. Pero con Colón y Boca lo vi muy bien, le tengo fe.

 

 

-¿Cuál es el recuerdo más lindo que te llevaste del club? 

-Lo de ese equipo de 2009 fue algo único. La gente en la platea lloraba de la emoción, personas que no eran hinchas venían a vernos, nos agradecían por la calle. Es el recuerdo más lindo que me quedó del club. Pero bueno. Aquel gol que no le pude convertir a Lanús en el 2009, que termina empujando el Flaco, es un buen reflejo de mi carrera: siempre me faltaron 5 para el peso, ja.

 

 

 

 

 

 

 



 

 


 

Compartir
Compartir
Please reload

Dejá tu comentario

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de los usuarios. Cualquier agravio o violación a la buena convivencia será eliminado de la página. Muchas gracias.

Tal vez te interese...

La Superliga sancionó a Huracán por la falta de pago en la ficha de Juanfi. Godoy Cruz realizó el reclamo correspondiente y en Parque Patricios no hab...

El fin de semana pasado, los juveniles Quemeros disputaron su último encuentro del torneo de inferiores AFA frente a Talleres de Córdoba y lograron do...

Please reload

DONDE ESTÉ EL GLOBO, LE PONEMOS EL OJO

© 2019  "El Ojo del Huracán". 

51161369_627509904348691_408654179736957
playfloor.jpg