Independiente 2-1 Huracán | "Rojo de bronca"

21.05.2017

Con un arbitraje nuevamente polémico en contra del Globo, Huracán se volvió con las manos vacías de Avellaneda, a pesar de haber golpeado primero con un gol de Gigliotti en su propio arco. El equipo de Azconzábal no logra sumar y las diferencias entre dirigencia, cuerpo técnico y jugadores crecen exponencialmente.

 

 

Huracán llegaba al Libertadores de América con la necesidad de ganar por varios motivos: recuperarse del clásico, escaparle a los puestos de la tabla que ningún quemero quiere ver y aplacar el clima de tensión que se vivió en Parque Patricios tras el conflicto financiero, la intimación y la falta al entrenamiento del martes de los jugadores.

 

Lo que parecía una misión casi imposible, comenzó a parecer realidad cuando el Globo se puso en ventaja tras un córner de Romero Gamarra que Gigliotti empujó dentro de su propio arco. 1-0 y la posibilidad de soñar con la hazaña. Desde ese momento, Huracán buscó mantener el resultado ante un Independiente que cada vez presionaba más. Matías Fritzler y Lucio Compagnucci fueron dos piezas claves a la hora de buscar detener al Rojo. Ambos ejercían buena presión y pases precisos a un Rolfi Montenegro al que las cosas no le salieron tan bien como en el clásico, y a un Mariano González al que le costó tener buen manejo.

 

En el segundo tiempo, el avance del local era cada vez más notorio. Azconzábal movió el banco y buscó darle mayor velocidad y dinámica a su equipo, con los ingresos de Pussetto y Falón -debutó en Primera División- por Montenegro y González, respectivamente. Minutos después, llegó el primer baldazo de agua fría para el Globo: a Martín Nervo le pegó la pelota en la mano en el área quemera. Penal para Independiente sancionado por Echenique que Barco cambió por gol.

 

El Rojo fue por todo. Y Huracán comenzó a responder para recuperar la ventaja. Angulo ingresó al partido y protagonizó la jugada más polémica: luego de un centro suyo al área rival, la pelota golpeó claramente en la mano del defensor del Rojo, Franco. Fue una jugada idéntica a la de Nervo, pero Echenique decidió no sancionar el penal para el Globo. Allí, los fantasmas pasados jugaron otra vez: explotó el banco de suplentes, el cuerpo técnico y los jugadores en cancha, que reclamaron enfurecidos igualdad de criterio al juez.

 

Luego de ese escándalo, a Huracán le costó volver a ponerse en partido, Independiente continuó su avance y otra vez la suerte no ayudó: Erviti convirtió en la última jugada del partido y dejó los tres puntos en Avellaneda.

 

Pareciera que cuando llega una mala racha, en Parque Patricios se multiplica y empieza a desencadenarse una problemática tras otra. Y por eso Huracán se volvió de Avellaneda rojo de bronca.

 

Foto: Huracán Oficial

Compartir
Compartir
Please reload

Dejá tu comentario

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de los usuarios. Cualquier agravio o violación a la buena convivencia será eliminado de la página. Muchas gracias.

Tal vez te interese...

El fútbol senior de Huracán se coronó campeón luego de vencer 3 a 2 a Independiente en el Palacio Tomás Ducó, con goles de Casas, Herbella y Moyano.

Un...

La Superliga ratificó el fallo tras la apelación del Globo con respecto a la sanción por la falta de pago de Garro. A arreglarse con lo que hay...

 



...

Please reload

DONDE ESTÉ EL GLOBO, LE PONEMOS EL OJO

© 2019  "El Ojo del Huracán". 

51161369_627509904348691_408654179736957
playfloor.jpg