#LaPreviaEnElOjo "Paro general"

20.05.2017

 

 

"Crisis mundial en el fútbol". En las portadas de los diarios, de los sitios webs y en los títulos de todos los noticieros del planeta, el mensaje era el mismo. No había otro tema de conversación en las calles. Incluso, hasta los menos futboleros, hasta las señoras de rulero y batón que salen a baldear la vereda a las siete de la mañana, no estaban ajenas al tema. El fútbol había muerto.

 

Las tribunas del Camp Nou estaban vacías. Las de Old Trafford, las del Parque de los Príncipes, las del Allianz Arena. El mítico Maracaná era puro silencio, el Estadio Centenario no divisaba ni un uruguayo a la redonda. El Azteca era sólo recuerdos, el Nacional de Chile pura historia, en el Monumental solamente había palomas. La Bombonera era paseo de turistas que lo único que podían ver eran fotos y vitrinas. El calor del Tomás Adolfo Ducó se había apagado. Ni en el Cilindro ni en el Libertadores de América se escuchaban cánticos contra sus vecinos. El Nuevo Gasómetro no era más que una estampa...

 

Hora tras hora, presidentes, directivos, entrenadores, jugadores, hinchas y periodistas deportivos desfilaban en todos los canales mostrando su preocupación. Nunca nadie había visto algo igual. Nunca nadie se lo hubiera si quiera imaginado. Ese día no estaba en el calendario de nadie, pero llegó. Hacía dos semanas que el conflicto había comenzado y parecía no tener solución alguna. No existía persona que pudiera entender el reclamo en cuestión, por lo que la cosa no mejoraba. El tema era tan grave, que no había un mísero partido en ningún rincón del mundo. Ni siquiera un picadito en una plaza. Nada, absolutamente nada. 

 

Sí, aunque parezca increíble, LAS PELOTAS SE HABÍAN CANSADO DE TODO LO QUE SUCEDÍA EN LA ACTUALIDAD Y DECIDIERON HACER UN PARO. La redonda un día se hartó. Se hartó de los conflictos en el fútbol. Se hartó de los dirigentes que lo manejan, ensuciando su esencia. Se hartó de los entrenadores pendientes del sistema táctico, de cubrir espacios. Se hartó de que se organicen pretemporadas con pesas y paracaídas en la arena, de los entrenamientos que solo consisten en desgastarse en el gimnasio y en ejercicios físicos.

 

Un día, el balón se pudrió de que lo maltraten. De que le peguende punta para arriba sin ninguna dirección. De que lo descuiden. De que lo revoleen a la tribuna sin vergüenza alguna. Se cansó de extrañar el reposo bajo la suela, el pasar por entremedio de las piernas de un jugador, de ser acariciada dulcemente por encima del arquero. Se cansó de que los futbolistas sean archi-mega estrellas sin merecerlo.

 

Se cansó de los programas deportivos en los que sólo hablan de conferencias de prensa, de resultados y de tablas de posiciones. Ya no tolera que las noticias del día refieran a peleas entre referentes del plantel, o a que si Pérez va a jugar en lugar de Castillo. La pelota dijo basta. Basta de los hinchas que aplauden a los equipos que no quieren jugar con ella, y que solamente buscan aguantar el marcador con planteos mezquinos. De los que celebran una buena patada, o felicitan a un jugador que se retira expulsado.

 

La bocha ya no quiere que los hombres vestidos de negro luto le levanten la bandera. Detesta cuando los jugadores se quedan parados levantando la mano y se olvidan de que ella está ahí, esperando que la respeten. Se entristece al ver a los adolescentes embobados con la Playstation y las redes sociales, encerrados y huyendole a la luz del sol.

 

La pelota quiere volver a ser protagonista. Quiere encontrarse con sus colegas en la plaza. Quiere que los parques y las canchas de tierra vuelvan a explotar. Quiere que dejen de lado el resultadismo y la locura. Las peleas y la violencia en los estadios. Que por un momento le resten importancia a las reglas y la delegación. Quiere que los técnicos obliguen a sus equipos a quererla. 

 

El conflicto continuará hasta que el mundo se de cuenta de la importancia de la pelota. Ella no quiere fama, ni dinero, ni nada que se le parezca. Ella sólo quiere que se acuerden de jugar con ella. Eso. De jugar. La pelota sólo quiere... que la gente juegue a la pelota. 

 

#FichaDelPartido

Independiente - Huracán  

20/05/2017, 20.15 hs

Estadio Libertadores de América 

Árbitro: Fernando Echenique

Asistente 1: Yamil Bonfá

Asistente 2: Gustavo Rossi

Cuarto árbitro: Eduardo Gutiérrez.

Transmite AM 970 Radio Génesis y online

 

 

Compartir
Compartir
Please reload

Dejá tu comentario

Los comentarios son de exclusiva responsabilidad de los usuarios. Cualquier agravio o violación a la buena convivencia será eliminado de la página. Muchas gracias.

Tal vez te interese...

El fútbol senior de Huracán se coronó campeón luego de vencer 3 a 2 a Independiente en el Palacio Tomás Ducó, con goles de Casas, Herbella y Moyano.

Un...

La Superliga ratificó el fallo tras la apelación del Globo con respecto a la sanción por la falta de pago de Garro. A arreglarse con lo que hay...

 



...

Please reload

DONDE ESTÉ EL GLOBO, LE PONEMOS EL OJO

© 2019  "El Ojo del Huracán". 

51161369_627509904348691_408654179736957
playfloor.jpg